Ayuntamiento de Ribadeo

Compartir:

Nuestros nombres


Ribadeo ha sido cuna o residencia temporal de hombres y mujeres de relevancia que con sus aportaciones, en muchos casos forjadas en la emigración, han contribuido a enriquecer la cultura y la identidad locales y, por ende, a la de todo el país. Te presentamos aquí a algunos de ellos:

José María Alonso Trelles y Jarén, 'El viejo Pancho'

'El viejo Pancho' es el pseudónimo del escritor José María Alonso Trelles y Jarén, nacido en Ribadeo el 7 de mayo de 1857.

Emigró a Argentina y Uruguay, donde ejerció el periodismo y entró en contacto con la cultura gaucha, desenvolviendo una obra literaria de carácter mayoritariamente poética que supo reflejar el sentimiento de la tierra que lo acogió, hasta el punto de llegar a convertirse en uno de los escritores más grandes de las letras uruguayas y el poeta que mejor representó la vida rural de este país. Falleció en Montevideo el 28 de julio de 1924 y, en la autoría, figuran obras como Paja Brava, Juan el Loco o Guacha, drama publicado en 1913.

En el año 1957 el estado uruguayo, al cumplirse el centenario de su nacimiento, regaló a Ribadeo un busto del poeta que es obra del escultor Sanmartín y que está situado en los jardines de la Plaza de España. Años antes había sido colocada también una placa sobre la fachada de la casa en la que nació. La calle en la que se encuentra lleva desde entonces el nombre de 'El viejo Pancho'.

Subir

Dionisio Gamallo Fierros

Escritor y polígrafo nacido en Ribadeo en 1914, Dionisio Gamallo Fierros realizó sus primeros estudios en Ribadeo, que luego continuó en Lugo para, más tarde, licenciarse en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela. En el año 1936 comenzó también a estudiar la de Filosofía y Letras, licenciándose en 1941 por la Universidad de Valladolid.

Dos años más tarde empezó a colaborar en la prensa diaria y en las revistas madrileñas Ya, Arriba, Informaciones, El Español o La Estafeta Literaria, entre otras publicaciones. A partir de 1945 ocupó varios cargos docentes, como el de profesor ayudante de Geografía e Historia en la USC; de Literatura Española en el instituto madrileño Ramiro de Maeztu y en varios cursos de verano; maestro en el Instituto Laboral de Ribadeo, del que también fue director; en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, etc...

En el año 1945 fue nombrado académico de la Real Academia Gallega y, entre 1953 y 1955 trabajó como asesor del servicio de información bibliográfica de la Biblioteca Nacional. Además, fue vocal de la directiva del Centro Gallego de Madrid, secretario de la Comisión de Cultura y miembro del Instituto de Estudios Asturianos y de la Real Academia Española. Falleció en Madrid en el año 2000.

Subir

Ramón González

Ramón González pasó su infancia y juventud en su villa natal, Ribadeo, para establecerse poco tiempo después en Argentina, donde trabajó como comerciante en Rosario de Santa Fe. A principios del siglo XX regresó enriquecido a su pueblo y promovió la apertura de varias sucursales del Banco Español de Río de Prata en Vigo y Santiago, estableciendo por entonces su residencia definitiva en Porriño. En este ayuntamiento pontevedrés financió obras como el templo parroquial inaugurado en 1913 o la Casa del Ayuntamiento, del famoso arquitecto Antonio Palacios.

Para su villa natal donó también importantes cantidades económicas, colaborando en el desarrollo social y cultural de Ribadeo, y se hizo miembro de la sociedad La Concordia (que presidió en 1910) y del Ateneo de Ribadeo, para el que subvencionó clases y compró instrumentos. Financió así mismo la construcción de la actual plaza de abastos.

Ramón González fue nombrado "hijo predilecto" de Ribadeo y todo el pueblo le ofreció un gran homenaje en 1922, en colaboración con el Ateneo y La Concordia.

Subir

Pedro María y Juan Moreno Ulloa, 'los hermanos Moreno'

Los hermanos Pedro María y Juan Moreno Ulloa fueron los promotores económicos del edificio más emblemático de Ribadeo, la Torre de los Moreno.

Nacidos en el barrio de Os Garitos (Ove) fueron bautizados el 9 de junio de 1840 y el 7 de marzo de 1845, respectivamente, por Bernardo Miranda y Trelles. Su deceso fue, respectivamente en 1921 y 1928.

Juan Moreno acercó 150.000 pesetas para la construcción del instituto ribadense. Así mismo, juntos donaron terrenos para el cementerio municipal, hicieron construir la capilla y el cierre del mismo. Fueron nombrados 'hijos predilectos' de Ribadeo.

Subir

Pedro Murias Rodríguez

Nacido en 1840 en San Xián de Os Carballos, en la parroquia de A Devesa, Murias Rodríguez, de familia de labradores, emigró a Cuba en 1856. Allí, se inició en el aprendizaje que lo llevó a entrar en contacto con el mundo del tabaco, adquiriendo así conocimiento del oficio de torcedor. Su ascensión en el mundo del tabaco fue muy meritoria debido, sobre todo, a su capacidad de trabajo y superación personal.

A comienzos de la década de 1870 adquirió su primera fábrica, creando después otras marcas, empresas, factorías... entre las que destacaron 'La Devesa' (un claro homenaje a su pueblo) y 'Flor de Pedro Murias'.

Una de sus mayores inquietudes fue siempre la educación de la gente más joven, motivo por el que dejó en su testamento la cantidad de 3 millones de pesetas para la construcción de la Granja Escuela de Vilaframil, que hoy lleva su nombre.

Subir

Antonio Raimundo Ibáñez-Gastón, marqués de Sargadelos

Nació en Ferreirela, en la aldea asturiana de Santa Eulalia de Oscos, el 17 de octubre de 1749, Antonio Raimundo Ibáñez-Gastón fue hijo de un escribano de número que gozaba de una buena posición económica, lo que le permitió esmerarse en la educación de su hijo. Con el fin de que practicase el comercio y completase sus estudios se trasladó a Ribadeo, centro de las principales actividades de la comarca. Allí empezó a trabajar en la Casa de Guimarán y, con 25 años, era ya el mayordomo de esta casa.

Trabajando en ella hizo un viaje a Cádiz en el que, según se cuenta, tuvo origen su fortuna personal. Ibáñez se trasladara hasta allí con el encargo de vender unas fincas que tenía allá el señor de la casa de Guimarán. Con el dinero de la venta adquirió una partida de aceite que trajo por mar hasta Ribadeo y que, al non querer hacerse cargo de ella su jefe, pudo vender por su cuenta. Las ganancias que obtuvo le permitieron independizarse y comenzar su andadura como empresario de éxito.

Desde la década de los años setenta Ibáñez ya se dedicaba al comercio, además de comenzar a vincularse a la política municipal y ser elegido diputado de común en 1774. Su principal actividad en este momento es el comercio de aguardiente, llegando a ser acusado de contrabando de este producto en 1783. Con todo, esta acusación non le produjo prejuicio alguno, pues los negocios marchaban cada vez mejor y había comenzado con el comercio de lino y maíz. Con el fin de transportar el maíz, y en sociedad con dos vecinos de Carril (Vilagarcía de Arousa), construyó en 1788 un barco de 130 toneladas que supuso en origen de la Real Compañía Marítima. Poco después aparece como director de la Villa y puerto de Ribadeo u le pide al rey, en 1791, autorización para planificar una fábrica de hierro en Mondoñedo. Esta autorización non le fue concedida ya que se le acababa de conceder en enero del mismo año una licencia para establecer en la parroquia de Santiago de Sargadelos una herrería y una fábrica de ollas cuyo proyecto inició en 1788, creando un complejo industrial que puso en funcionamiento la primera siderurgia integral de España, a finales del siglo XVIII. Luego de descubrir e identificar, a principios del siglo XIX, unos depósitos de caolín del mismo complejo se puso en marcha una fábrica de vajilla que, entre otras innovaciones, introducía el decorado mecánico de las vajillas estampadas, lo que fue germen de la actual cerámica de Sargadelos.

Ningún nuevo negocio hizo que Raimundo Ibáñez abandonase los anteriores y en todos intervino personalmente, quedándole aún energías para intervenir en la política municipal, buscando, como hombre ilustrado que era, lo mejor para su pueblo. En 1809, en plena efervescencia bélica de la Guerra de la Independencia, Ibáñez fue asesinado en las calles de Ribadeo por una turba manejada por un grupo de vecinos envidiosos, por la curia de Mondoñedo y por los intereses industriales de otras naciones. A pesar de todo, sus enemigos no lograron destruir su obra que, pasando por diferentes etapas, sobrevivió hasta 1875, fecha en la que se consumó el cierre.

Ibáñez llegó a convertirse en un poderoso empresario al que el pueblo y los historiadores hicieron Marqués de Sargadelos.

Subir

Jesús Rodríguez Murias

Jesús Rodríguez Murias, natural de Rinlo, fue uno de los muchos ribadenses que hizo fortuna en la emigración americana. Falleció en 1909, legó tanto a su parroquia como a la capital municipal un importante caudal que empleó en las obras culturales y benéficas, entre ellas la construcción de la traída de agua potable a Ribadeo y a la escuela de Rinlo.

Subir

Gregorio Sanz

Gregorio Sanz nace en Ayllón (Segovia) en 1900, en el seno de una familia humilde. En la escuela nacional de su pueblo hizo los estudios primarios, y después, por libre, la carrera de Magisterio. Su primer trabajo lo llevó a Madrid, a la casa-escuela Concepción Arenal de Protectorado del Niño y, posteriormente, a la Granja Escuela Pedro Murias de Ribadeo. El el año 1928 aprobó las oposiciones a Magisterio, pasando a ejercer en San Pedro de Benquerencia, donde hizo un ensayo de Escuela Nueva. En 1932 pasó al nivel preparatorio del Instituto de Ribadeo, villa en la que había de fundar la Biblioteca Popular Circulante y en la que dio conferencias, intervino en actos diversos de tipo cultural y en defensa de la escuela pública.

El 24 de julio de 1936 fue encarcelado, recuperando la libertad el 12 de marzo de 1941. El hecho de que fuese inhabilitado para el ejercicio público hizo que tuviese que dedicarse a la enseñanza privada hasta su reingreso en el año 1959. Un año después opositó para poblaciones de más de 10.000 habitantes, pasando a ejercer en Vigo hasta su jubilación en enero de 1970. Después, se retiró a Ribadeo, donde vivió hasta su fallecimiento.

Su libro Uno de tantos, de subtítulo 'Cinco años a la sombra', es un documento autobiográfico de su período de cárcel que da una idea diferente de la vida en el período posterior a la Guerra Civil. Así mismo, parece ser el origen de la obra A lingua das bolboretas, de Manolo Rivas.

Aún en vida, dio nombre al CEIP de Ribadeo.

Subir

Guillermo Schulz

Ingeniero de minas de origen alemana, Guillermo Schul, fue uno de los representantes más destacados de la geología y de la minería españolas del siglo XIX. Nació en Dörnberg el 6 de marzo de 1805, llegó a España en 1826 y falleció en Aranjuez el 1 de agosto de 1877.

Comisario de Minas al servicio del gobierno español en 1830, en 1833 fue nombrado inspector de distrito en Galicia y Asturias, afincándose en Ribadeo para realizar una ingente labor científica y de prospección minera.

En 1844, como inspector general destinado en Asturias, combinó su labor anterior con estudios para puertos y nuevas redes viarias, además de promover reformas legislativas en cuanto a ordenación minera y la creación de una Escuela de Capataces de Minas en Mieres. La reina Isabel II le concedió en 1849 la Cruz de Comendador de Número de la Orden de Carlos III. Entre 1854 y 1857 fue director de la Escuela Especial de Ingenieros de Minas de Madrid, y presidente de la Comisión encargada de formar el Mapa Geológico de Madrid y el general del Reino. A partir de 1857 y hasta la fecha de su jubilación ocupó en paralelo los cargos de Vicepresidente de la Junta Superior Facultativa de Minería y vocal del Consejo de Instrucción Pública.

De su obra científico-minera cabe destacar Descripción geognóstica del Reino de Galicia (1835), la serie Informes y reseñas sobre las minas de carbón de Asturias (1844-1845), Reflexiones sobre el proyecto de una nueva Ley Orgánica sobre el ramo de Minas (1856) y Descripción geológica de la provincia de Oviedo (1858).

Subir

Laureano Veres Acebedo, o 'Bispo Veres'

Ilustre religioso jesuita y escritor, Laureano Veres Acevedo, nació el 4 de julio de 1844 y estudió teología en Mondoñedo y Victoria y jurisprudencia en Santiago de Compostela.

Emigró después a Buenos Aires con motivo de la revolución del 68 y, en aquella ciudad, fue profesor del Colegio Nacional e inspector de escuelas. Allí, fundaría el primer periódico católico de Argentina, titulado La América del Sur. En 1882 ingresó en la Compañía de Xesús y, destinado en Méjico, fundó en esta república varias congregaciones y periódicos.

En 1908 fue nombrado obispo de Nissa y falleció en Málaga en 1920.

Subir

As Meniñas de Saudade

El grupo As Meniñas de Saudade nace en 1960, bajo el mecenazgo de Carlos Súarez Couto, como la primera banda de gaitas gallega formada exclusivamente por mujeres, y probablemente también de todo el Estado y mismo del mundo.

En un principio As Meniñas de Saudade fueron siete: Teresa Amor Simón, Mª Dolores Ponte Forés, Elena Fernández, Mª Carmen Carnota López, Concepción Redondo Lastra, María Cubero Loredo y Teresa Rodríguez Ruíz y su compositora era Amadora Suárez Couto. Armando Suárez Couto las retrató en un cuadro que sirvió para financiar el monumento al monumento al Gaitero erigido en Santa Cruz en 1965.

La indumentaria con la que vestían era típica del Ribadeo del siglo XVIII y para la confección de sus trajes se documentaran en la Real Academia Gallega, en el Ballet Gallego de A Coruña y en cuadros del pintor Dionisio Gamallo Fierros. Matilde García de Paredes había sido la encargada de dirigir las confecciones.

Con su música, las Meniñas de Saudade inauguraron el ferrocarril de la Costa y el primer barco de Pescanova en Vigo, las filmaron en Betanzos para la película Así es Galicia (1964) de Santos Núñez, y aparecen también en el documental Galicia Insólita en imágenes del NO-DO. Estuvieron en el Gran Teatro de Lisboa y en la televisión portuguesa y recorrieron Galicia y Asturias. En 1997, a raíz de su aparición en la Televisión de Galicia, desfilaron por última vez por las calles ribadenses en la Cabalgata de Reyes.

Subir

Dionisio Gamallo Fierros

Dionisio Gamallo Fierros

Antonio Raimundo Ibáñez-Gastón, marqués de Sargadelos

Antonio Raimundo Ibáñez-Gastón, marqués de Sargadelos

As Meniñas de Saudade

As Meniñas de Saudade


© 2008 Concello de Ribadeo